Leed en mis labios, no subiré los impuestos

Desde el pasado 30 de Diciembre me rondan en la cabeza las palabras que pronunció el entonces candidato presidencial, George H.W. Bush, en la convención republicana donde aceptó la nominación a candidato presidencial (que ganó a Michael Dukakis).

And I’m the one who will not raise taxes. My opponent now says he’ll raise them as a last resort, or a third resort. But when a politician talks like that, you know that’s one resort he’ll be checking into. My opponent, my opponent won’t rule out raising taxes. But I will. And the Congress will push me to raise taxes and I’ll say no. And they’ll push, and I’ll say no, and they’ll push again, and I’ll say, to them, ‘Read my lips: no new taxes.“.

En 1990, debido a la reducción del crecimiento, y a la imposibilidad de cuadrar el déficit, se vió obligado a subir los impuestos. Finalmente, la ruptura de la promesa fue explotada por Bill Clinton en la campaña de 1992 para ser elegido presidente como candidato demócrata.

Y en esas estamos de nuevo, la historia se repite. Porque no hay demasiadas salidas a un déficit galopante, o se suben los ingresos, o se reducen los gastos, o se hacen las dos cosas simultaneamente. Y cuando se han acometido ya las reducciones de gastos más evidentes, la subida de ingresos empieza a ganar protagonismo. Y solo se pueden generar ingresos por dos vías, más impuestos o más base para gravar (y no estamos aumentando la base impositiva precisamente en esta fase de la crisis).

Y ahora los analistas recuerdan que el candidato se manifestó en el pasado en contra de la subida de impuestos y que por tanto su cambio de postura actual es una traición al electorado. Que habría otras medidas que tomar. Y el gobierno saliente afirma que la medida es pésima y que Rajoy mintió cuando dijo que no iba a subir los impuestos. Y que las medidas van a asfixiar a la economía. Un inciso: 18.11.2011. Elena Salgado: “España cumplirá con comodidad el objetivo de déficit del 6%  a pesar de la ralentización económica”. El gobierno saliente por favor calladito.

Con todo el ruido que hay parece que está claro que a nadie le ha gustado que suban los impuestos. Nos ha fastidiado! A quién le gusta que le quiten dinero de su cuenta corriente? A todos nos gusta decidir por nosotros mismos donde nos gastamos el dinero que ganamos. Y ahora resulta que más parte de ese dinero se lo lleva otro señor (Sr. Estado) para decidir por su cuenta donde gastarlo. Y lo que es mas! Resulta que ese dinero ya nos lo habíamos gastado, y de vez en cuando salen en televisión y en la radio un montón de sitios, donde gastarse el dinero era una vergüenza.

O sea que se llevan mi dinero para pagar cosas que compramos que eran para tirar. Y eso dicen los analistas que no les gusta. Pues la verdad es que a mí tampoco. La pregunta que tenemos que hacernos, es si es mejor que se lleven mi dinero, o decir a los que nos prestaron el dinero que no vamos a pagarles. Como país serio, yo prefiero seguir pagando… A los griegos en Alemania ya les hacen chistes, y yo viajo bastante a Alemania…

Luego hay otros analistas que empiezan a descubrir otras cosas que habría que hacer. Algunos se atreven incluso con la curva de Laffer. El Sr. Laffer dijo que aumentar los impuestos no significa siempre recaudar más porque con impuestos altos algunos trabajadores prefieren no trabajar adicionalmente. El único problema es que el mismo Laffer dijo que por favor no se tomaran decisiones impositivas basadas en su curva. Y algunas estimaciones dicen que el punto a partir del cual la subida de impuestos no es efectiva es a partir del 70%. Tenemos margen.

Otros afirman que hay que reducir el sector público. Eso era una de las promesas electorales. Estoy completamente de acuerdo. Y si el gobierno no lo hace habrá que echarle y traer a otro que lo haga. Pero por favor, no el sector público que funciona, aquel que utiliza bien el dinero que se lleva de mi cuenta. Una educación pública en condiciones, y la que no es pública, que sea privada. La Sanidad que nos podamos permitir, que sea extraordinaria, y la que no, que nos lo digan para ver como se puede financiar. Gracias a estos servicios públicos que tenemos, en medio de una crisis galopante, la paz social es hasta ahora modélica.

En el otro lado del charco hay otra forma de hacer política y otra forma de hacer estado. El otro día decía en Iowa Mitt Romney, el candidato republicano a las primarias que más posibilidades tiene de competir con Obama en las presidenciales de este año:

“I think President Obama wants to make us a European-style welfare state, instead of being a merit society, we’re an entitlement society, where government’s role is to take from some to give to others. What I know is that if they do that, they’ll substitute envy for ambition. And they’ll poison the very spirit of America and keep us from being one nation under God.”

Yo sigo prefiriendo una sociedad del bienestar donde el estado me quite a mí y a otros para repartirlo entre todos y crear una sociedad más justa. Pero no que me quite para dar a otros salarios estratosféricos (sistema financiero, cajas de ahorro) -a estos que los mande al sector privado y se lo ganen de sus accionistas- que no me lo quite para hacer infraestructuras que no tengan un uso mínimo en rentabilidad -yo soy de Palencia, y a pesar de mi orgullo patrio no lucharía por un aeropuerto internacional en el Cerrato-, y que no pague funciones duplicadas.

Y por supuesto, que luche día y noche contra aquellos que defraudan en los impuestos. Pero esto sería motivo de otro post, porque el fraude se evita sobre todo con concienciación social… y ahí nos falta.

Posted in Economy | Leave a comment

Crisis (económica), Depresión (clínica) y Nuevo entorno

Me gusta la definición evolutiva del término crisis. Creo que define mucho mejor el estado que hemos vivido que la acepción que se toma de la misma como sinónimo de situación problemática. El real diccionario de la lengua española define la palabra crisis ( lat. crisis, y este del gr.κρίσις) como, entre otros,

2. f. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.

7. f. Situación dificultosa o complicada.

En la actualidad parece que nos aferramos de forma desesperada a la segunda acepción. El hecho de pensar que estamos en una situación de dificultad, lleva inherente la percepción de que de alguna manera podemos encontrar la manera de enfrentarnos a la situación difícil, analizar sus causas subyacentes y encontrar una solución que nos lleve de nuevo a la situación preexistente.

Sin embargo, la situación preexistente era una falacia. Una mentira. La vuelta atrás es imposible. Hemos estado viviendo a caballo del crecimiento ficticio, del crédito gratis y de la perversión de la relación entre rentabilidad y riesgo. No hay solución a la difícil situación actual. Lo que hay es un nuevo entorno. Cuanto antes aceptemos esta nueva realidad, antes podremos empezar a adaptar nuestras expectativas y nuestra forma de vida a ese entorno.

Sin embargo esto no quiere decir que la situación actual sea perpetua. El entorno económico ha cambiado, es más inestable, hay que desapalancarse, pero eso no significa que el mundo entero deba estar sumido en una profunda depresión. Esa es también una consecuencia de mirar adelante pensando en como “salir de la crisis” y en quién nos puede “sacar de la crisis”, o como defender nuestro status-quo que de pronto se ha vuelto indefendible. De la depresión sí podemos salir, y amanecer felices en un nuevo mercado.

4. f. Psicol. Síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos

Ya que estamos con el diccionario, la depresión inhibe las funciones psíquicas y afecta incluso al sueño, al apetito, etc… Estamos continuamente asediados por informaciones que nos machacan con indicadores pesimistas, primas de riesgo, volatilidad en los mercados, desempleo, productividad… BASTA YA! Menos mal que no vivimos en España en casas unifamiliares -en general- sino la única industria que prosperaría sería la de construcción de bunkers subterráneos y la venta de survival kits http://www.survival-goods.com/. Ya hay quién piensa que esta crisis económica está abocada a terminar en cartillas de racionamiento.

De acuerdo. Estamos deprimidos. Tristes. Se acabó la fiesta. En una situación de depresión clínica no sirve de nada decir “Anímate!”. Es perder el tiempo. El desequilibrio bioquímico en el cerebro bloquea cualquier estímulo. Lo que hace falta es chutar medicación y hacer terapia. Aquí es donde entran los gobernantes. Hacer reformas estructurales que permitan que se recobre la confianza. Explicar y comunicar. Y la población que no esté deprimida que transmita optimismo, que haga terapia, que las radios dejen de invitar a agoreros a las tertulias para invitar a “terapeutas”, personas que transmitan que hay maneras de enfrentarse a la nueva realidad.

Y una vez que hayamos salido de la depresión profunda en la que nos encontramos, veremos nuevas formas de crecer, de forma sostenible y lógica. Desgraciadamente nos daremos cuenta que no se puede crecer al 10% de forma continuada y que la única manera de conseguir un desarrollo sostenible es ir incorporando clase media consumidora en el mundo, en vez de incrementar desigualdades entre muy ricos y muy pobres.

Pero también es posible que la avaricia inherente a la naturaleza humana nos haga ver espejismos de recuperación a la vuelta de la esquina, que volvamos a dopar a la economía a la primera ocasión y que durante un tiempo volvamos a vivir felices en la ilusión de que yo puedo fabricar cosas que me vendo a mí mismo, enriqueciendome en el proceso.

Posted in Uncategorized | 1 Comment

El perfil conductual del puesto de trabajo

Conductual me parece una palabra horrible, una especie de traslación forzada de conducta – behavior a behavioral, pero después de buscar un nombre adecuado, me gustó más este que cualquier otro. Por supuesto estoy abierto a sugerencias…

En todo caso como managers nos encontramos muchas veces en la tesitura de contratar… o despedir, de dar feedback positivo o negativo, de modificar la conducta de nuestros colaboradores, y especialmente cuando asumimos funciones nuevas, nos encontramos sin un manual claro para acometer la gestión de las personas. Y esto es muy serio. Porque sin ninguna duda es la parte más importante de nuestro trabajo. Ante ese estrés añadido, ante esa incertidumbre hay varias actitudes, la más perniciosa sin duda es la procastinación, evitar la interacción y por tanto hacer dejadez de nuestras funciones.

Desde hace años, los profesionales de los recursos humanos (esos avariciosos managers, que apenas comparten su sabiduría y que son los grandes -por desgracia- olvidados en los MBAs) manejan herramientas estupendas en las entrevistas de trabajo, parte del “set del entrevistador por competencias”, como son las preguntas conductuales y las preguntas situacionales. La diferencia entre ambas es fina y muy semántica, básicamente sera conductual -behavioural- si preguntas al candidato sobre reacciones que tuvo en situaciones en el pasado. Será situacional si preguntas al candidato sobre que reacción tendrá si se da una situación determinada en el futuro. Si esto lo combinas con dinámicas de grupo la diversión está garantizada.

Pero como podemos nosotros, humildes managers de línea, aplicar estos conceptos más allá del “inevitable, tedioso, inútil y obligatorio ejercicio de evaluación anual”? (las comillas porque según quién defenderá que la evaluación es maravillosa -coincido- el problema es cuando es “anual”). La solución viene de la inevitable colisión entre el ser y el deber ser. Lo que nosotros definimos como el comportamiento, rendimiento, resultado aceptable en un puesto de trabajo, y lo que se produce en la realidad. Pero no de forma abstracta. “Trabajo en Equipo”. Ya. Yo trabajo muy bien en equipo. Pero por favor no me pongas gente que me molesta. Sino situaciones concretas que definan en el día a día las cosas que pasan y como esperamos que nuestros colaboradores reaccionen.

Imaginemos que las definiciones de puestos de trabajo cambian. Ya no dicen que un contable se “Encargara de registrar las facturas de proveedores en el ERP de la compañía” , sino que dice: “Cuando llega una factura mira con detenimiento si están los datos de la misma correctos, agradeciendo al responsable del departamento que lo ha codificado correctamente su diligencia, procediendo a continuación a su introducción en el sistema y verificación de los datos de importe, impuesto y NIF, para posteriormente archivarlo en su carpeta correspondiente”. Y si todos los puestos están definidos así?

Claro, la inmediata respuesta del exigente público es que es imposible de todo punto definir un puesto de trabajo con tamaña exactitud. Scheisse. Es cierto. Pero releyendo un pequeño librito -muy recomendable- “The One Minute Manager” me encuentro con la primera regla del One Minute Manager, que se parece sospechosamente a la proposición de este post. Plagio con 20 años de antelación? Estos americanos son la bomba.

“One Minute Goal Setting:

1. Agree on your goals (max 5-6 por puesto de trabajo)

2. See what good behavior looks like

3. Define the goal and behavior in less than 250 words

4. Read and re-read each goal…”

5. Take a minute every once in a while to assess your performance

6. See whether your behavior matches your goal or not”

Smooth… Muy claro.

Y vosotros, ¿Qué opinais?

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

El doloroso proceso del despido

Chinese Man reading in Daxu

En este país donde tenemos 5 millones de parados, vivimos día a día la dura realidad de la destrucción de empleo. Es este momento uno de los más críticos tanto en el desempeño del manager como en la vida del afectado, que de pronto, se ve en una nueva situación, muchas veces inesperada (desgraciadamente cada vez menos).

Sin embargo, cuando se reduce personal, hay formas y formas. No es lo mismo en las grandes corporaciones que en las pequeñas empresas. La cercanía de los decisores en las pequeñas empresas añade tensión a las decisiones -no se despide a números en una hoja de excel, sino a personas con las que se ha trabajado durante años- y dolor en la comunicación, que se hace cara a cara, mirando a los ojos y diciendo porqué. Sin embargo esto permite el comienzo del duelo por la persona que sale de la organización, la comprensión de los motivos por los que se produce la salida y una forma de canalizar la frustración inicial.

Up in the air

Frente a esta forma tenemos la reflejada de forma histriónica en la película “Up in the air”, pero que se produce de forma habitual en muchas compañías, donde los decisores y mandos quedan en segunda linea, mientras que los que comunican, personal de recursos humanos, no tienen las variables de decisión ni las herramientas para explicarlas. Y esto provoca que la pregunta ¿Porqué? o ¿Porqué yo? quede sin una respuesta satisfactoria -o al menos aceptable- y dificulte la interiorización de la nueva situación.

Y es muy importante que los ex-empleados salgan de la compañía de la mejor manera posible. Por ellos, porque será una puerta abierta, porque las grandes empresas tienen recursos y contactos que facilitan en muchas ocasiones la recolocación y porque disminuye el stress. Y para la empresa, porque no afecta tanto al clima laboral y a su reputación institucional.

Paso a los directivos de línea.

Así que rompo una lanza por mejorar la comunicación en la conversación de desvinculación. No dejar esa enorme responsabilidad en manos de los profesionales de recursos humanos, que deberán ejercer de apoyo, sino en los responsables de línea, que para algo son “managers” (dirigir también es despedir) y ayudarles para que sepan hacer de ese trance una situación más humana.

Qué opinais?

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Are Western electronic companies doomed?

Being at a party, one of my friends proudly showed me what in his own words was the “finest work of technology in the mobile phone marketplace including iphone” the Samsung Galaxy S

While it feels cheaper in the hands than my revered iphone, I must admit that it is very fast and responsive, and a real competitor to the likes of iphone, and clearly superior to everything Nokia and Blackberry have done to date.

Getting into the Market
As I’m in the appliances branch, I watch closely the evolution of Korean companies in the electronics marketplace, expecting a simmilar development in the white goods branch.

They started with cheaper devices, competing only in price and not representing a real threat to the japanese market leaders (TV). After getting a substantial market share in the lower price points, they started to improve their quality and increasing their share… until the actual dominance.

Chinese come next
They are doing now the same in the white goods branch, whilst chinese manufacturers (Huawei, haier) follow the example set by their korean neighbours… only faster.

What comes next?

Posted in Economy | Tagged , , , | Leave a comment

The tourist economy in Austria vs Spain

I start this blog after a glorious weekend of ski and party in Schladming (Steiermark, Austria). While I wait for my delayed Iberia flight I started thinking about the flourishing traditional tourist industry in Austria and how it differs from that we have in Spain.

Tourism in Spain

After the burst of the real state bubble, i think the real competitive advantadge our country has is its location and the weather. But to build a strong economic industry over this advantages a culture of customer oriented business has to be developed. And the very business model that we have, temporary workers with little know how and no vocation to stay in the business, therefore low education (average talking of course) and low wages, and a total disdain for customer satisfaction.

How long will other countries with simmilar assets (Croatia, Turkey, …) start eroding our customer base?

Tourism in Austria

The comparison with the quality of service with Austria leaves Spain in a bad place. The “Gastgeber” are usually extremely friendly and customer oriented. They really care that you are feeling comfy and “wohl”. Why is that?

One of the strong points is the atomization of the industry in Austria. What in business schools is called entrepreneurship. Almost every little hotel, pension, restaurant, bar is family owned. And they are proud of it! The hang the photos of the family in the walls. They give employment to a seizable number of people, and they monitor closely the quality of the service.

They know the business, and they love it. They are not there for the return of the investment (ROI) or the EBITDA as much of the rural tourism has been developed in Spain with the advent of the real state bubble.

When we learn that little lesson, maybe we’ll start building a different industry based in real one to one quality service, instead of, like telecoms do, take advantage of the cheap sun and political stability that we can now offer. In short time others will too!

Posted in Uncategorized | 1 Comment